jueves, 6 de marzo de 2008

el diario de una telefonista

Pues como sabrán que en pizza hut y en los restaurantes con servicio a domicilio cuentan con un elemento importantísimo para qu puedan tener un excelente servicio y que sobre todo lo hacen con su mejor esfuerzo, mal pagado, pero con esfuerzo, q son las telefonistas. Ella(o)s pasan por muchas cosas, para que la pizza llegue a sus hogares. Asta tener q soportar a los clientes, repartidores e incluso a los gerentes, es todo un caos. Bueno primero les contare, una telefonista como sabrán tiene la función vaya la idiota redundancia de contestar el teléfono como su nombre lo dice, y para ello tienen q aprenderse todos los ingredientes, especialidades, los precios… y asta una forma de contestar mecánicamente… el saludo, como ofrecer las promociones, queso extra que es súper importante (ya hablaremos del tema) como mencionar la garantia la hora y todo eso, y asta el saludo. Que tienes que recordarles que tienen que volver a llamar, Como si fuera genial. Y agradecerles por no se cuanta vez que hablaron a pizza (no se por que tenemos q agradecer tanto, si nosotros les hacemos un favor a ellos. Pero bueno…) Supuestamente tienes que ser lo mas natural que puedas, pero como ciertas personas no lo son, agregue la palabra mecánica tienes q contestar lo mas hipócrita que seas, entre mas hipócrita el cliente va a estar mas satisfecho. Felicidad, hay un lema en la computadora de la sucursal que dice que no olvides sonreír, por que supuestamente se transmite la dichosa sonrisa por la voz. Puras idioteces, es parte de la mercadotecnia, jaja, bueno el hecho es que si es verdad si contestas feliz, te compran queso extra.
continuara......
Amor inmenso y sin herida, Sin historia y a medida, Amor que no haga más preguntas Preparado a no entender... Amor que mire bien de frente..... Suficientemente fuerte....Amor que no busque salida, Y no me cueste la vida